La nueva oficina de extranjería de BCN evita las colas en la calle



f026mh01.jpg

La sede, situada en Navas, es la primera con una gran sala de espera en su interior

La subdelegación espera atender a 800 extranjeros cada día antes del verano

Desde que el fenómeno migratorio empezó a dejarse sentir con fuerza, las oficinas de extranjería en España han sido fácilmente identificables por las interminables colas de extranjeros que durante horas esperaban en la calle para regularizar sus papeles. En Barcelona, el escenario de esas esperas ha sido la acera situada ante la oficina de extranjería de la calle de Marques de l’Argentera. Ahora, la subdelegación del Gobierno en Barcelona ha inaugurado una nueva oficina en la calle de Murcia, en el barrio de Navas, concebida para acabar con las colas en la calle y agilizar los trámites.

En la nueva sede se van a realizar los trámites de arraigo social y la reagrupación familiar –los dos más demandados en la actualidad–, además de los expedientes de ciudadanos comunitarios y estudiantes. La nueva sede de extranjería, que ahora centraliza la labor de tres oficinas anteriores, tiene un concepto distinto a las existentes hasta ahora, en las cuales los extranjeros solo podían entrar cuando les tocaba su turno, momento hasta el cual debían esperar en la calle.

ASIENTOS LIBRES

La recién estrenada oficina, de 1.500 metros cuadrados, dispone de una sala de espera con 150 asientos para que los inmigrantes puedan esperar en el interior y que no tengan que hacer cola en la calle. El viernes, la nueva oficina parecía haber logrado el propósito de evitar las colas. En la calle, había solo unos pocos extranjeros que se encontraban ahí esperando a sus abogados o familiares. El grueso estaba dentro, en una sala de espera donde incluso había asientos libres.

En la presentación de la nueva sede, la subdelegada en Barcelona, Montserrat Garcia Llovera, destacó que “pese a que la oficina aún está en rodaje ya se atiende a 535 personas al día, 60 más de las que se atendía antes”. “Nuestro objetivo es poder alcanzar el ritmo que nos permita atender a 800 personas al día antes del verano”, añadió.

27 MINUTOS DE MEDIA

Por su parte, el delegado del Gobierno en Catalunya, Joan Rangel, avanzó que la sede de Marques de l’Argentera “tiene los días contados” ya que los trámites restantes de extranjería “se llevarán a cabo en otra oficina que está en obras y que empezará a funcionar en unos meses”.

La nueva oficina dispone de un sistema inteligente de gestión de espera, un programa informático que permite conocer cuánta gente y cuánto tiempo esperan a ser atendidos, cuáles son las horas punta de espera, el tiempo que se tarda gestión, qué funcionarios están libres… “La media de hoy es que nadie tarda más de 27 minutos desde que llega hasta que se le atiende”, explica la funcionaria encargada del sistema informático. “Pretendemos formar a los funcionarios para que sean polivalentes y realizar varios trámites distintos en lugar de ser especialistas en uno solo, como hasta ahora”.

CITA A VARIOS MESES

La intención es que, al atender a más personas, se puedan recortar los enormes plazos con que actualmente se están dando las citas para presentar la documentación de algunos trámites que sufren grandes retrasos, como el arraigo social, en que se está concediendo la fecha para depositar la documentación a varios meses vista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s