MÁS DERECHOS PARA LOS CIUDADANOS INMIGRANTES


Las asociaciones de inmigrantes de Cataluña ya no se conforman con tener sólo voz en los organismos o consejos públicos en los que actualmente participan en representación de este colectivo, que agrupa a uno de cada siete catalanes. Después de años de trabajar en silencio y con pocos recursos en favor de la integración y cohesión social, los representantes de las asociaciones de inmigrantes reclaman ahora voz y voto para poder influir en la vida política de la sociedad de acogida con el fin de avanzar en el planteamiento de sus aspiraciones políticas y sociales. Más de setenta entidades, que participaron en las segundas jornadas de asociacionismo de origen migrante, organizadas por la Secretaría para la Inmigración de la Generalitat, consideran que ha llegado el momento de abrir «una nueva etapa» en la colaboración con la Generalitat y otros agentes sociales. En primer lugar, solicitan la creación de «líneas de recursos» para potenciar las actividades y el capital humano de las asociaciones de inmigrantes, que abogan por una mayor «transversalidad de interlocución» con la Administración en función de las actividades de cada entidad. También piden un mayor reconocimiento y participación de este colectivo «como actor social activo en las políticas públicas». En concreto, reclaman que «los consejos de participación no sean sólo consultivos si no vinculantes». El proceso de nacionalización

Todos los colectivos de inmigrantes coincidieron en la necesidad de reducir a la mitad el proceso de nacionalización; es decir que sean cinco en lugar de los diez años que actualmente se exigen a los ciudadanos de países extracomunitarios, excepto a los procedentes del continente sudamericano.

En el marco de una posible reforma de la Constitución española, las entidades de origen migrante piden el cambio del artículo 14 de reciprocidad de voto con los países de origen y el sufragio en las elecciones municipales para todos los extranjeros. Cambiar la ley El cambio de la Ley de Extranjería -«sobre todo para que no sea más restrictiva», apuntan- es también una de las principales demandas de este colectivo y de todo el tejido asociativo catalán. En cuanto al proceso de regulación, las entidades recomiendan «agilizar las tramitaciones burocráticas» en los procesos administrativos para obtener «los papeles» de residencia y trabajo. Entre otras reivindicaciones de este colectivo destaca, precisamente, el acceso a un puesto de trabajo y a la prestación por desempleo para los inmigrantes que vienen por reagrupación familiar, una vía que en 2007 utilizaron más de 40.000 personas para llegar a Cataluña. Las asociaciones de inmigrantes piden una mayor participación, no sólo consultiva sino vinculante, en la vida política de la sociedad de acogida con el fin de favorecer sus aspiraciones de inclusión social

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s